Bolsas Plásticas


El consumo de bolsas plásticas ha aumentado notablemente desde hace algunos años alrededor del mundo.

Midiendo el tiempo de la fabricación, el uso y la descomposición de una bolsa plástica nos podemos dar cuenta inmediatamente de una dura realidad: Fabricar una bolsa plástica toma 1 segundo, su tiempo de uso es de unos 20 minutos aproximadamente y el tiempo que tarda en descomponerse es entre 100 y 400 años.
Saquemos nuestras propias conclusiones en contra de este ligero objeto que algunas veces hasta vemos volando por el cielo de la ciudad y nos parece gracioso. Además de lo anterior, las bolsas plásticas son consideradas un gran problema ambiental debido porque:
  • Son fabricadas a partir de petróleo, un recurso natural no renovable que se está agotando.
  • Se consumen y desechan en enormes cantidades. El promedio de consumo mundial de bolsas por minuto es de un millón.
  • No existe una verdadera solución para su eliminación segura.
+ Cada vez que desechamos una bolsa plástica se genera una o todas las siguientes consecuencias:
  • Se contaminan afluentes y depósitos naturales de agua.
  • Aumenta el riesgo de padecer enfermedades cancerígenas, gracias a los compuestos químicos bastante tóxicos que contienen la mayoría de los plásticos.
  • Al incinerarlas se emiten gases tóxicos y venenosos por los componentes de sus materiales.
  • Se generan taponamientos de alcantarillados, lo que aumenta el riesgo de inundaciones.
  • Muerte de miles de animales como tortugas, aves, leones marinos y gran cantidad de peces que las ingieren al confundir sus pedazos con comida.
“El equipo de Greenpeace estima que más de 18.000 piezas de bolsas plásticas flotan en cada kilómetro de nuestros océanos”. Y si vamos más allá con esta idea, eso significa que ya estamos consumiendo un porcentaje de nuestra basura a través de los peces.
  • Se calcula que la basura de bolsas plásticas al llegar a los botaderos y ser tratada técnicamente (como en el botadero de Doña Juana), se tarda aproximadamente entre 100 a 400 años en descomponerse y en algunos casos nunca habrá descomposición total.
Río de plástico en Indonesia



Por las bolsas que ya hemos desechado no podemos hacer mucho, las que ya tenemos en casa podemos usarlas la mayor cantidad de veces posible y como paso siguiente recibir la menor cantidad de bolsas plásticas cuando salgamos de compras. Entre las opciones que podemos contemplar para reducir el consumo de éstas bolsas tenemos: Bolsas de tela que se pueden usar una y otra vez, podemos conseguirlas en algunos súper-mercados, tiendas de cadena y muchos otros lugares o hasta podemos hacerlas en casa. También podemos considerar: canastos, morrales, costales, cajas de cartón, entre otros.

Se trata básicamente de tener un poco más de conciencia a la hora de comprar, poner las bolsas que ya tenemos en un lugar visible para recordarlas, así cuando vayamos de compras podamos llevarnos algunas y usarlas una vez más; Podemos tener un par dobladas dentro del bolso o en el carro para compras inesperadas; Cuando vayamos a hacer compras grandes planeadas llevemos nuestras bolsas reutilizables, ya sean de tela, costal, fibras naturales y otros materiales.


Bolsa para las compras de Chunchitos & Co.

Bolsa Orgánica de la marca Envirosax

Bolsa de la marca Envirosax


Recordemos siempre que: ¡Cada bolsa que dejamos de consumir es un gran logro!



Si quieres hacer tu propia bolsa de tela en casa puedes ver cualquiera de estos dos links:


0 comments:

Post a Comment

Somos felices con tus comentarios :)